• Korewa zombie desuka
Poniente, un lugar donde los veranos pueden durar años y los inviernos toda una vida. Un mundo frágil; donde la magia y fuerzas antiguas se revuelven en el mundo conocido y en las tierras del frío eterno Más allá del Muro. Se acerca el invierno y trae helados vientos de guerra.

Invernalia

  • 7/22/2012 10:31:00 a. m.
  • 0 comentarios
Invernalia es la fortaleza ancestral y sede del poder de la Casa Stark. Es considerada la capital del Norte. Está localizada en el centro de la provincia norteña de los Siete Reinos, cerca del Camino Real que lleva a Desembarco del Rey.

Dicen las leyendas que fue Bran el Constructor quien erigió esta fortaleza, lo que quiere decir que tiene por lo menos ocho mil años. El edificio ha crecido más allá de la planta original, con nuevos muros, más torres y algunos otros añadidos. Invernalia nunca ha sido conquistada. Fue el asentamiento de los Reyes en el Norte por siglos, descansando sus cuerpos en las criptas subterráneas de la fortaleza, pobladas de estatuas de los reyes muertos, sentados en tronos y sosteniendo espadas de acero, algunos con lobos huargo a sus pies.



Invernalia es un laberinto de piedra gris, un conjunto intrincado de muros y torres, patios y túneles; un baluarte en expansión, cuyo tamaño y enfoque no han sido igualados en todo Poniente. La fortaleza y los edificios forman el corazón de dos descomunales murallas de granito con un ancho foso entre ellas. El muro exterior llega a los veinticuatro metros de altura, mientras que el muro interior sobrepasa los treinta, salpicado de torres de vigilancia y con almenas para proteger a aquellos que allí encaramados.

El tamaño de la ciudadela es impresionante; se extiende sobre colinas y valles, rodeando bosques y fuentes termales. Las partes más antiguas de Invernalia poseen salones torcidos, habitaciones que se inclinan hacia un lado u otro debido a que no se niveló el suelo cuando se construyeron, lo que hace que sea difícil hacerse una idea de en qué piso se está. Hay puentes cubiertos y pasillos que conectan las diferentes zonas del castillo, y las escaleras acaban en la cima de las colinas, o descienden a las oscuras profundidades a la sombra de los muros. Unas amorfas gárgolas vigilan lúgubres el patio interior, como fríos centinelas cuyos rasgos hace tiempo que fueron borrados por el viento, la lluvia y la nieve.

La construcción más antigua es el Primer Torreón, una construcción redonda y achaparrada, decorada
con gárgolas erosionadas y que hace tiempo que está abandonada. En los últimos años, los señores de Invernalia han trasladado sus aposentos al Gran Torreón, que está unido a una armería por medio de un pasillo cubierto, y desde el que puede verse el patio de prácticas a través de unas altas y estrechas ventanas.

La mayor parte de la actividad de Invernalia tiene lugar en el gran salón, situado junto al patio principal del castillo. Esta vasta sala puede acoger a más de quinientos invitados, sentados en ocho largas hileras de mesas de caballete, cuatro a cada lado del pasillo central, y se mantiene caliente gracias a una gran chimenea construida en un lateral. Aquí también se encuentra el trono de Invernalia, un frío asiento de piedra con lobos y huargos tallados, donde solían sentarse los antiguos Reyes del Invierno para impartir justicia.

Aparte de estas dos edificaciones, tambien escontramos la Torre de la Biblioteca y la Torre del Maestre Luwin. Mientras que la Torre de la Biblioteca está dedicada por completo a los libros y los manuscritos, e incluye un número importante de trabajos sobre historia antigua y guerras, La Torre del Mestre Luwin alberga los aposentos del maestre, convertida en un abarrotado y desordenado laberinto de libros, mesas y sillas, cuyas paredes están repletas de baldas con brebajes extraños e ingredientes inusuales. El maestre posee una lente myriense de bronce, de modo que puede observar las estrellas, y se pueden ver unos cuantos mapas e ilustraciones de sus descubrimientos desperdigados por la habitación.


Bajo tierra, se encuentra la cripta. Los Stark mantienen la antigua tradición de enterrar a sus muertos en una cripta profunda bajo la fortaleza. Al final de una estrecha escalera de caracol se encuentra una gran sala con pilares de granito a los lados. Junto a cada pilar, sobre un pedestal, hay una estatua de piedra de un Stark fallecido, dando la espalda al sepulcro que contiene sus restos. El techo de la cripta es abovedado, sostenido por columnas que recorren toda la estancia, bastante más grande que la propia Invernalia. Algunos dicen que la cripta es tan sólo un nivel de muchos, y que debajo hay catacumbas más profundas que contienen los restos de reyes más antiguos. Según la tradición, sólo los monarcas y los señores son enterrados aquí; el resto yace en un cementerio superior, aunque Eddard Stark ordenó enterrar a sus hermanos aquí, debido al amor que les profesaba.

Dentro del recinto de la fortaleza se encuentra también el bosque de dioses. El bosque de dioses de Invernalia refleja la personalidad adusta y meditabunda de los Stark: es un lugar oscuro y sombrío, aunque al mismo tiempo es tranquilo y relajante. La flora ha crecido intacta durante más de diez mil años, e incluye árboles centinela, palos santos, espinos, fresnos, y pinos. El árbol corazón, un antiguo arciano, crece al lado de un estanque oscuro; su cara es larga y melancólica, sus ojos profundos y vigilantes. Uno de los más viejos árboles centinelas crece por encima del muro, y se asoma por encima de la armería.

Al otro lado del bosque de dioses, justo bajo las ventanas de la casa de invitados, están los estanques que, alimentados por una fuente termal que brota bajo el castillo, humean y bullen día y noche. Resultan perfectos para bañarse y relajarse, además de calentar el castillo.

Otros lugares de Invernalia son el campanario, donde el maestre se ocupa de sus cuervos; la casa de la guardia, adyacente a la armería; la casa de los invitados, situada junto a tres estanques humeantes al otro lado del árbol corazón; y la torre rota, que hace tiempo fue la más alta de Invernalia, pero cuyos pisos superiores fueron destruidos por un rayo hace siglos y que, en la actualidad, sólo da cobijo a cuervos y gorriones. El lugar también cuenta con un cuartel, perreras, torres de entrada, establos, una destilería, cocinas, las dependencias del servicio, y muchas otras estructuras, incluido un pequeño septo para los visitantes sureños. Todos estos edificios están unidos por una red de puentes, túneles, y puentes cubiertos, convirtiendo la fortaleza en un desconcertante laberinto para cualquiera que no esté familiarizado con su diseño.

La puerta principal de la fortaleza es la Puerta de Oriente, que da a la plaza del mercado y al pueblo y, más allá, al Camino Real. Existe al menos otra puerta, la Puerta del Cazador, al lado de las cocinas y las perreras, que da directamente a los prados y a los bosques.

El pueblo de Invernalia, con casas de troncos y piedra vista, cobra vida sobre todo en invierno, cuando sirve de refugio a los aldeanos. Invernalia es conocido por los aldeanos gracias a la posada, el Leño Humeante.

Tras la quema de Invernalia por Ramsay Nieve, aunque la fortaleza no sufrió grandes daños, varias edificaciones quedaron destruidas. Las murallas y la Torre Rota quedaron intactas, pero un lado completo del Primer Torreón es destruido, se ha hundido el techo del Gran Salón, la Torre del Maestre ha desaparecido, de una grieta en la Torre de la Biblioteca sale agua humeante, el puente entre la torre de la Campana y las pajareras ha caído al patio inferior, los invernaderos están destrozados, de los establos sólo quedan cenizas. El bosque de dioses ha sobrevivido, sólo hay unos pinos quemados en su perímetro. También el pueblo se ve afectado, la posada y varias casas resultan incendiadas.

Imágenes
------------------------------------------------

   
 
  
  
  

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Eucliwood hellscythe Theme | Copyright © 2012 Canción de Hielo y Fuego- El Blog de Poniente, All Rights Reserved. Design by Djogzs, | Johanes djogan